Segundo encuentro. Cerrando la historia.

“Hola dibujante! Por qué no te vienes mejor mañana a mi casa? Misma hora. Te garantizo buen desayuno”. Así se cerró la quedada para el segundo encuentro, ¿quién se iba a negar a tal ofrecimiento?

Antes de dejar a las niñas en la guardería, hacer unas compras y arrancarme para allá, eché “Cenizas” de Álvaro Ortiz al bolso para que Carlos lo leyera. El día que yo lo leí me encantó el ritmo y el dibujo de este Road-cómic y me pareció una buena lectura para Carlos en este momento de nuestro proceso.

Llegué a su casa, no sin antes preguntar un par de veces y una última llamada de auxilio para conseguir encontrar mi destino. Cuando llegué, hicimos el “typical spanish” aquí el salón, aquí la cocina, y comentamos el recién aireado escándalo de los sobres del PP.

El sitio era idóneo para trabajar, tranquilo y bañado en una luz estupenda, así que nos pusimos al lío.

Una vez leído el texto, el cual disfruté cosa mala y me hizo recuperar el disfrute de la pura prosa que me había arrebatado años atrás “La balsa de piedra” de Saramago, hice mis anotaciones, la reestructuración de los hechos en mi libreta y se lo pasé a Carlos para que me diera su opinión. La respuesta fue muy positiva y en seguida me dí cuenta de que habíamos conectado.

Sentados en la mesa de la cocina (qué mejor sitio para entablar una conversación profunda y duradera), empezamos a darle vueltas a las multiples posibilidades de la historia, buscando siempre la veracidad de los hechos, que no nos quedara ningún resquicio para que el argumento hiciera aguas y perdiera todo el caudal del mensaje que queríamos transmitir. Fue un trabajo duro, con muchas idas y venidas, comentarios, debates, pero siempre desde un lado sano y constructivo, una experiencia muy positiva de trabajo en equipo que había echado de menos en una etapa reciente de mi vida profesional.

Al final conseguimos, además de ponerle la cabeza como un bombo a Lara, que seguía en el salón informándose del mayor escándalo pepero, llegar a cerrar la historia de una manera redonda, a mi forma de ver.

Después fijamos las tareas para el siguiente encuentro (“reunión” siempre me ha sonado demasiado institucional). Carlos se encargaría de poner el timeline en sinopsis, describir alguno de los lugares principales y yo seguiría trabajando en los personajes a partir de los bocetos que le había llevado (acertados unos, tremendamente tipificados otros) y unas breves descripciones que Carlos me hizo in-situ, hablando de ellos como lo que eran, personas reales con sus vivencias y su mundo interior. Pero eso ya es otra historia que os contaremos más adelante…

Anuncios

Un pensamiento en “Segundo encuentro. Cerrando la historia.

  1. Pingback: | Primo | ilustración y diseño | | Álvaro Ortiz y resurgir de las “Cenizas”

Coméntanos...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s